Ruta a caballo por el Alto Aragón

Espectacular ruta de contrastes, de hermosos y sorprendentes paisajes sembrados de pequeñas joyas del arte románico.

Visitaremos Jaca, el Castillo de Loarre, el Lago de la Peña, los Mallos de Riglos, Bailo, Monasterio de San Juan de la Peña, Las Tiesas Altas, Valle de Aísa, quesería, Borau, San Adrián de Sasabe
…

Ruta a caballo por el Alto Aragón. Basa de la Mora o Ibón de Plan
1º día

8:00 Desayuno. Se ensillan los caballos y empieza la ruta, por el Camino de Santiago, hacia Jaca, la capital de la Jacetania, comarca que geográficamente corresponde al antiguo Reino de Aragón. Cruzamos la ciudad divisando su magnífica catedral románica, la espectacular ciudadela, construida en el siglo XVI, y nos dirigimos hacia la Peña Oroel pasando por tramos de una antigua calzada romana.
Tomaremos senderos utilizados por jabalíes , ciervos y otros animales que abundan en la zona. Después, por pistas que solían tomar las diligencias, llegaremos a Anzánigo, donde pasaremos la noche. Cena y alojamiento.

2º día

Cabalgaremos por pistas forestales, cruzando bosques frondosos y subiendo para contemplar, desde lo alto, el valle y a lo lejos el castillo de Loarre, que fue un importante bastión en la resistencia contra los moros. El impresionante castillo, hoy en ruinas, aunque bien conservado, ha sido escenario de la filmación de varias películas de temática medieval, como “El reino de los cielos” . Llegaremos al pueblo de Loarre, donde nos alojaremos.

3º día

Este día cabalgaremos desde Loarre al Lago de la Peña. Atravesaremos bosques, pequeños valles y sendas de corzos, jabaliés y otros animales de caza.
Lo más destacado de esta etapa será la impresionante vista de las caprichosas formaciones rocosas de los Mallos de Riglos. Esta espectacular fachada rocosa es además de un importante centro de escalada, refugio de aves protegidas como los buitres y los quebrantahuesos que anidan en sus paredes. Desde lo alto del observatorio de los buitres, se podrá admirar el pueblo de Murillo de Gállego y las llanuras de almendros que se extienden hasta perderse en el horizonte.

4º día

Esta etapa nos llevará hasta Bailo, el municipio más meridional de la comarca, emplazado en plena sierra de San Juan de la Peña. Este pueblo es conocido en todo Aragón por su famoso pan de horno tradicional. Por nuestro camino, encontraremos de nuevo, restos de una antigua calzada romana. Según recientes estudios, esta sería la ruta 33 del conocido como “Itinerario de Antonino”, especie de registro de caminos que sólo recogía las calzadas más importantes (correspondería en la actualidad al mapa de carreteras nacionales).
Desde aquí y hacia el norte se divisa la impresionante cadena del Pirineo, una vista que corta el aliento.

5º día

En esta etapa destaca la parada en las Tiesas Altas, diminuto pueblo emplazado en medio de una naturaleza conservada, que cuenta con una única calle y una sorprendente posada naturista famosa por su suculenta comida vegetariana. Se pernocta en una antigua casa del siglo XVII.

6º día


Nos dirigimos nuevamente hacia caminos de montaña, con senderos más escarpados donde podremos disfrutar de los bosques de pino rojo. Pasaremos por Esposa, en el valle de Aísa, donde podremos visitar una quesería artesana y degustar su famoso queso “Flor de Aspe”. Atravesaremos Borau, pequeña población donde se enclava la particular ermita románica de San Adrián de Sasabe, construida originalmente en el siglo X. Seguiremos escoltados por las cumbres pirenaicas para descender hasta el valle del Aragón, y por el Camino de Santiago llegar hasta el final de la ruta, en el Hotel Centro Ecuestre Charlé.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies